martes, 27 de marzo de 2012

Cocochas de merluza en salsa verde.

Como ya sabéis tod@s, la cococha es una parte de la "barba" de la merluza.
Cada merluza tiene una sola cococha, por lo que, para hacer un kilo de cocochas, hay que desbarbar mucha merluza.
También dicen que hasta encontrar al Príncipe Encantado hay que besar muchos sapos, pero ese es otro tema.

Vamos con las cocochas.

La diferencia entre un pil-pil y una salsa verde es, el perejil.
La salsa verde, lleva perejil. El pil-pil, no.

Yo os voy a enseñar cómo hacerlas en salsa verde y doy fe de que salen muy buenas.

En primer lugar, conseguir unas cocochas frescas.



Para cocinarlas podeis utilizar acero o barro, pero éste último es peor de manejar en vitrocerámica.
NUNCA, uséis baterías de aluminio. NUNCA.

Ponemos dos dedos de aceite de oliva virgen extra a fuego medio y echamos dos dientes de ajo picados y dos guindillas de cayena.

No dejéis que se tueste el ajo. Tiene que quedar blanco.

Ponemos las cocochas una a una con la piel hacia arriba, para que suelten antes la gelatina que tienen. Se salan. Se trata de cocinarlas un poco, es decir, que queden casi transparentes. Es mejor pecar de poco hechas, que pasarlas. Las destroza. Luego terminarán de hacerse.

Una vez calentadas, se retira la cazuela del fuego y se dejan enfriar. Se echa el perejil picado en tibio y esperas unos diez minutos a que se enfríen.

Tras esa espera, comienzas a moverlas, haciendo círculos, hasta que veas que empieza a soltar su gelatina la cococha y se funde con el perejil. Quedará una salsa pastosa. Tienes que procurar que no quede nada de aceite a la vista. Que se funda todo ello.


Te quedarán así.

Puedes hacer aparte unas almejas al vapor y añadirlas a las cocohas, porque la salsa le viene muy bien a las almejas, sobre todo si son de un tamaño medio-grande.


Ahora, les das un calentón para que agarre temperatura la salsa y sirves rápidamente. Si las pones en cazuela de barro calentada previamente en el microondas, quedan más aparentes y aguantan mejor el calor. Recuerda poner un poco de agua en la cazuela al calentarla, para que no se te rompa en el microondas.

Y sobre todo... no te olvides del pan, porque te vas a poner cieg@ a mojar.


Et... voilá!

Que aproveche.


P.D.: Si quieres, lo puedes hacer con cococha de bacalao, pero ni es lo mismo, ni se le parece. Es como decir que las gulas son lo mismo que las angulas, pero sin los ojos.

:))))))

No hay comentarios: